Plan de Recuperación ante Desastres: Asegura la continuidad de tu negocio

plan de recuperación ante desastres

En el mundo empresarial actual, la interrupción de las operaciones debido a desastres naturales, ciberataques, caídas del sistema o cualquier otro evento imprevisto puede tener un impacto significativo en las operaciones comerciales. Es por eso que contar con un Plan de Recuperación ante Desastres (DRP, por sus siglas en inglés) se ha convertido en una necesidad crítica para las organizaciones.

¿Qué es un plan de recuperación ante desastres?

Un plan de recuperación ante desastres es un conjunto de procedimientos y medidas preventivas diseñadas para minimizar los efectos de la interrupción y facilitar la recuperación rápida de los sistemas y servicios.

¿Qué aporta un plan de recuperación ante desastres?

Permite a la organización disponer de un plan de continuidad de negocio ante cualquier tipo de desastre o interrupción en sus sistemas que ponga en riesgo su operativa diaria.

En el plan se establecen las medidas necesarias (procedimientos, protocolos y recursos necesarios) para minimizar el impacto y garantizar la continuidad de la actividad empresarial en estas situaciones.

¿Cómo funciona un plan de recuperación ante desastres?

Un sistema DRP sigue una serie de pasos estructurados que permiten a la organización responder de manera eficaz ante una interrupción grave.

El plan define los roles y responsabilidades de las personas involucradas, establece los procedimientos para la recuperación de datos y sistemas, y proporciona directrices claras sobre cómo mantener la continuidad del negocio durante y después de un desastre.

Estos pasos pueden incluir la evaluación de riesgos, la identificación de los recursos necesarios, la implementación de medidas preventivas, la realización de copias de seguridad y la recuperación de datos, entre otros.

¿Por qué es importante contar con un DRP?

Tener un plan de recuperación ante desastres es de vital importancia para las organizaciones por varias razones:

  • Permite minimizar el tiempo de inactividad y las pérdidas financieras asociadas con una interrupción grave.
  • Ayuda a proteger la reputación de la empresa al garantizar la continuidad de los servicios para los clientes.
  • Cumplir con los requisitos legales y regulatorios, así como mantener la confianza de los empleados y accionistas.

¿Cómo preparar un DRP y cuáles son los pasos a seguir?

Preparar un plan de recuperación tras desastre implica seguir una serie de pasos clave. Estos incluyen:

  • Evaluación de riesgos: Identificar y evaluar los posibles desastres o eventos que pueden afectar al negocio.
  • Establecimiento de prioridades: Determinar qué sistemas, procesos o servicios son críticos y deben recuperarse primero.
  • Desarrollo de estrategias de recuperación: Definir los métodos y herramientas para la recuperación de datos y sistemas, incluyendo la realización de copias de seguridad y la implementación de medidas preventivas.
  • Planificación de la comunicación: Establecer los canales de comunicación interna y externa durante una crisis, asegurando una comunicación efectiva con los empleados, clientes, proveedores y otras partes interesadas.
  • Capacitación y prueba: Capacitar al personal en la implementación del plan y realizar pruebas periódicas para evaluar su eficacia y hacer mejoras. Esto incluye simulacros de desastres y ejercicios de recuperación para identificar áreas de mejora y realizar ajustes necesarios.

Desde Active

  • Ayudamos con la preparación y desarrollo del plan (mediante análisis y consultoría).
  • Ofrecemos un entorno en nuestra plataforma Cloud que permite al cliente alojar sus sistemas replicados.
  • Montamos o desplegamos un entorno on-premise para el cliente en sus instalaciones.
  • Revisamos y gestionamos el entorno de DR para asegurar el correcto funcionamiento en caso de desastre.

¡Contáctanos para obtener más información!👇
📧info@grupoactive.es
☎️ 674 340 810